En el Año 2002, Rodrigo Undurraga Lavín decide dar un cambio en su vida y se anima a conducir la concesión del club de golf Los Lirios, siendo esta reconocida a nivel nacional por su excelente nivel gastronómico, su gran atención, pero sobre todo la sencillez de su dueño.
Luego no contento con este éxito Rodrigo decide comenzar otro proyecto, un tenedor libre: EL GORDO SABE, restaurant que ya está consolidado por fiel y exigente clientela como uno de los mejores de la región.

Al pasar el tiempo por razones de fuerza mayor, Rodrigo , su familia y su equipo toman la dura decisión de irse del Club de Golf, dejando así el esfuerzo de años y el lugar que los llevó al éxito de lado. Pero esta decisión conllevaría a un bien mayor: la creación de Rodrigo Undurraga Polo Restobar.
Un lugar físicamente único, con una tranquilidad que asombra. Donde la simpleza de la naturaleza se enreda con la fineza de su gastronomía, y crean algo mucho más que un lugar, crean un momento.
El poder disfrutar de un buen vino, con un rico congrio imperial en familia, es increíble, pero hacerlo con el entorno de Polo Resto bar es inolvidable.